Libros


CrŪtica and Libros and Opiniones22 abr 2008 02:12 pm

Peque√Īas bienvenidas de Alejandro PalomasDoce historias como ventana abierta al reencuentro, al olvido, a la melancol√≠a. Diversas ciudades; Florencia, San Francisco, Nueva York, Amsterdam, Budapest. Ciudades del mundo y geograf√≠a humana. En cada historia fluye lo anecd√≥tico, el desenga√Īo, la desesperanza, el descarrilamiento de trenes afectivos que circulan por v√≠a muerta. No hay posibilidad de enmienda, todo est√° perdido y s√≥lo queda pues apuntalar el fracaso. As√≠ las hijas no toleran a las madres, las amigas dejan de serlo sin posiblidad de enmienda. Los di√°logos apuntalan la vacuidad de sus existencias. Las profesiones art√≠sticas de sus protagonitas; pintoras, escritoras, no les permiten conocerse mejor ni comprender mejor el mundo, as√≠ que en su vac√≠o llueve sobre mojado. Alejandro Palomas construye historias, retazos, flecos chorreantes de desesperanza, la cual no trasciende de la letra escrita, por lo que no ha conseguido afectar mi √°nimo, como lector. Me he distraido con las historias, leo nombres de ciudades, de calles, observo los desencuentros, con escepticismo vislumbro la situaci√≥n pero no consigue conmoverme un √°pice. El sexo liberador no es m√°s que otro cautiverio de piel donde escribir con sangre las derrotas acumuladas sobre el camino. A pesar de su pertinaz pesimismo, afortunadamente es un calabobos que no impregna, que no anega el esp√≠ritu ni las ganas de vivir.

Autor: Palomas, Alejandro
T√≠tulo: Peque√Īas bienvenidas / Alejandro Palomas
Editorial: Barcelona : El Cobre, 2005
Descripción física: 132 p. ; 22 cm
Colección: La diversidad ; 44
ISBN: 84-96095-80-0

Alejandro Palomas es autor también de las novelas, A pesar de todo (2002), El cuaderno del mago : donde aguarda la felicidad (2007), La isla del aire(2005), Tanta vida (2007), El tiempo del corazón (2002).

CrŪtica and Libros and novedades and Opiniones21 abr 2008 01:17 pm

Carlos Ruiz Zafón portada de El juego del ángel

Los libros como las películas han de leerse del tirón, lo cual las obligaciones familiares o laborables a menudo hacen inviable, pero sí que pienso que es interesante leerlos en el menor lapso de tiempo posible, a fin de que la lectura no se dilate en el tiempo y se pierda así la intensidad y las sensaciones de todo orden que deparan la lectura.

Este tocho de Carlos Ruiz Zaf√≥n, titulado El juego del √°ngel, de 667 p√°ginas, en el cual estando ese trasunto de Lucifer por medio se pod√≠a haber constre√Īido a 666 p√°ginas, para haber dado m√°s juego a los amantes de lo anecd√≥tico, me lo he metido entre pecho y espalda este fin de semana, en un cautiverio autoimpuesto entre paredes de celulosa.

El despliegue medi√°tico del nuevo libro de Zaf√≥n le ha permito aparecer en todas las revistas, peri√≥dicos, emisoras de radio e incluso fue noticia en los telediarios con la presentaci√≥n del libro en el Liceo. No est√° mal que se publiciten los libros, la pregunta es por qu√© se le da tanta pompa a Zaf√≥n y no a los otros miles de libros que se publican en Espa√Īa y cuyos autores para nada cuentan con semejante promoci√≥n en los medios.

Tras La sombra del viento, que me encant√≥ y una espera de siete a√Īos, era presumible que Zaf√≥n no se hab√≠a dejado llevar por las urgencias y que ese plazo de tiempo le hab√≠a permitido dar a luz el libro que ten√≠a en mente sin ning√ļn tipo de cortapisa o imposici√≥n editorial.

Para un escritor, el √©xito, adem√°s de ver su nombre en la portada de un libro pasa porque sus libros se vendan, pero m√°s importante aun es que adem√°s de vender muchos ejemplares estos se lean. Recuerdo que La sombra del viento en mi casa pas√≥ de mano en mano y luego cay√≥ en las de algunos amigos, as√≠ que cuando volvi√≥ a mi poder lo hab√≠an le√≠do m√°s de media docena de personas, con un s√≥lo ejemplar, de ah√≠ que el n√ļmero de ejemplares vendidos arroje una cifra que luego el n√ļmero de lectores puede aumentar o disminuir considerablemente.

El juego del √°ngel, lo he devorado, primero por curiosidad y buena disposici√≥n por mi parte, al tratarse de esos libros que uno coge con ganas, ayudado por una prosa nada engolada ni artificiosa que permite ir avanzando por los diferentes cap√≠tulos sin apenas esfuerzo, movido por la inercia de los acontecimientos acaecidos y venideros. Zaf√≥n pone en boca de sus personajes tanto de Andreas Corelli como de David algunas reflexiones que seguro que el autor tiene en mente, como el hecho de que se desde√Īe un libro por el n√ļmero de ejemplares vendidos, el papel de los intelectuales que se llaman as√≠ porque no tienen nada que decir, la vanidad de los escritores que les lleva a pactar con el diablo si es preciso para alimentar su orgullo o la obligaci√≥n de pasar estos por el aro si se quieren vivir de la literatura, al tiempo que loa la labor de escribir, el derramamiento en tinta, esa disyuntiva entre vivir la vida o escribirla y da alg√ļn rapapolvo a los funcionarios y su conducta ineficiente y malencarada. (vuelva usted ma√Īana).

A menudo los escritores centran sus historias en las desventuras de otros escritores como sucede aqu√≠. El protagonista de El Juego del √°ngel es David Mart√≠n un ni√Īo que comienza como correveidile en el peri√≥dico La voz de la industria mediada la primera quincena del siglo XX en la ciudad de Barcelona, peri√≥dico en el que su padre trabaja como vigilante, hasta que le surge la ocasi√≥n de manifestar su talento, escribiendo historias para el peri√≥dico con la saga ‚ÄúLos misterios de Barcelona‚ÄĚ. Enseguida sus escritos calan en el p√ļblico y Basilio, regente del peri√≥dico le insta a dejarlo, despidi√©ndole de paso, porque est√° desaprovechando su talento, as√≠ que David caer√° en manos de dos editores facinerosos, Barrido y Escobillas para los que escribir√° la serie ‚ÄúLa ciudad de los malditos‚ÄĚ, bajo el pseud√≥nimo de Ignatius B, orillando as√≠ su ego que deambular√° entra las sombras del desconocimiento (pero no tanto como para que ciertas personas le acaben reconociendo).

Durante todos estos a√Īos David contar√° con el amparo y protecci√≥n de Pedro Vidal, de buena cuna y oficio escritor, compa√Īero de trabajo en La voz de la industria con una cohorte de lameculos a su sombra, el cual le alienta a escribir sus propias historias, sabedor de su talento incomparable. Unidos ambos por un lazo de sangre que Vidal se ver√° obligado finalmente a confesar si quiere albergar algo de paz.

Hay una joven, Cristina, hija del chofer de Pedro Vidal del que David se enamora desde su más tierna infancia y a la cual le unirá una industria que ambos deciden poner en marcha toda vez que Cristina le ponga al corriente de la situación de Pedro.
Surge de la nada un extra√Īo editor franc√©s de apellido it√°lico, Andreas Corelli, que le ofrecer√° a David una suma a cambio de que le escriba un libro. Una suma que impl√≠citamente conlleva un no por respuesta. Andreas Corelli va y viene como la marea entre los diferentes cap√≠tulos, sabedor de su clarividencia y es el personaje sobre el que se cimenta la historia ya que su encargo es el meollo de la historia, al menos en su tramo central, para luego dar paso a las diligencias policiales.

Sabremos de la triste infancia de David, de sus anhelos por leer, por escapar de su mundo de brumas y miseria a trav√©s de las p√°ginas de los libros; puertas que lo liberan moment√°neamente de su cautiverio, libros le√≠dos a escondidas, de los encontronazos con su padre a cuenta de esas lecturas nocturnas que aumentar√°n la factura de la electricidad, las cuales para su progenitor no alumbrar√°n nada bueno, m√°s que llenarle la cabeza de p√°jaros y el rostro de moratones, al tiempo que afianzan en David la certeza de que las ‚ÄúGrandes Esperanzas‚ÄĚ est√°n bien para titular un libro de Dickens pero que rara vez se cumplen en la vida real.

Aparece de nuevo en El juego del √°ngel El cementerio de los libros olvidados. David a falta de una madre que se ocupe de √©l y de un padre criando malvas, as√≠ como de cualquier pariente o familiar que le suministre algo de cari√Īo o afecto encontrar√° algo similar en el librero Sempere y en su hijo. Sempere padre ser√° la humanidad y la bondad personificada, ese camino de luz y verdad que siempre permanece firme bajo las mentiras y las asechanzas, bajo las vanidades y los orgullos de escritores letraheridos como David Mart√≠n.

La otra protagonista femenina de peso en la historia es Isabella, una joven aguerrida en la que David se ve reflejado, un esp√≠ritu indomable donde late la pulsi√≥n de la literatura, una joven que quiz√° propicie la catarsis de David, la √ļnica posibilidad de enmienda, de cruzar el umbral del ego√≠smo para demostrarse asimismo y al mundo su capacidad adormecida de amar al pr√≥jimo.

Las fuerzas del orden están presentes también en la piel del inspector Grandes y sus dos perros mastines; Marcos y Castelo. Con el archiconocido rol de poli bueno poli malo. En esos pasajes finales de corte policial, parece Zafón que se nutre de lo visto mil veces en pantalla, para que sus personajes se comporten como tales, y así en lugar de ser la literatura la que nutra el cine, se da la circunstancia inversa, lastrando esos pasajes, como el episodio del funicular.

De una manera mecanicista Zaf√≥n abre cada cap√≠tulo con una descripci√≥n de los cielos de Barcelona seg√ļn la hora del d√≠a o la estaci√≥n del a√Īo, una f√≥rmula como otras empleadas que dilatan el libro en exceso, con pasajes que bien hubieran precisado una poda.

Una vez que David Mart√≠n asuma su condici√≥n de escritor, la segunda parte del libro es una concatenaci√≥n de tr√°gicos sucesos, en los cuales David siempre tiene el morro metido, que como un trasunto de la parca, mata todo aquello que toca o sobre lo que fija su mirada. As√≠ el libro trota por la senda de la intriga, la mara√Īa de personajes se va imbricando para ir arrojando algo de la luz a una historia que la bruma va velando, borrando los perfiles de lo verdadero, lo so√Īado e imaginado.

Es evidente que La sombra del viento como la del cipr√©s es alargada, y aqu√≠ las comparaciones son odiosas pero ineludibles. De hecho Zaf√≥n est√° donde est√° no por sus libros infantiles, sino por su anterior obra, que le catapult√≥ al estrellato, le hizo vender diez millones de ejemplares, recibir cr√≠ticas elogiosas que lo situaban junto a autores consagrados y ser traducido a treinta idiomas, as√≠ que ahora con este libro hemos de constatar si Zaf√≥n ha dado un paso m√°s, si ha perge√Īado una obra monumental e imperecedera con trazas de cl√°sico o si m√°s bien ha creado un artificio entra√Īable y divertido de digesti√≥n r√°pida y olvido moment√°neo.

Su anterior obra me cautivó, me sorprendieron sus diálogos, sus personajes poderosos y memorables, su sentido del humor, la creación de atmósferas, su homenaje a la ciudad de Barcelona. En El juego del ángel, el oficio de Zafón es evidente, el talento sobrevuela el relato, pero el resultado no me permite ensalzar esta obra como maestra, ni nada parecido (la maestría de un relato consiste en el poso que deja, la capacidad de emocionarnos, de permitirnos interiorizar los personajes, las situaciones, sus reflexiones). Cumple eso sí su cometido de entretener, de tenerte pegado unas cuantas horas al papel, durante más de seiscientas páginas. Eso ya es un éxito para cualquier escritor, pero siendo Zafón el que escribe y con La sombra del viento detrás, esperaba más, muchísimo más.

Estos reparos no serán óbice para que Zafón despache sin problemas el millón de ejemplares que Planeta ha suministrado en las librerías y muchos más, pero una cosa nada tiene que ver con la otra. Hará las delicias de los barceloneses que irán alimentando sus nostalgia al tiempo que harán memoria colectiva del cambio experimentando por su ciudad durante estas décadas, tras el cambio experimentado con la Exposición Universal.

Por √ļltimo comentar que resulta gracioso leer el nombre de mi ciudad, entonces provincia de Logro√Īo, al confundir un periodista una entradilla con una tapa de esta ciudad (si se da la circunstancia de que en 1920 Logro√Īo fuese conocido por sus tapas, como si lo es ahora por La calle Laurel ‚Äúla senda de los elefantes‚ÄĚ). Comentar tambi√©n una errata que he visto; la palabra ‚Äúurgar‚ÄĚ y algunas apreciaciones que hace Vidal, como su comentario acerca de El Premio Nacional de la Cr√≠tica, la trata de blancas, el presunto veneno que contienen los puros, o el abarrotamiento de novedades que maneja cada semana Sempere en su librer√≠a, aspectos todos ellos m√°s propios de estas √ļltimas d√©cadas, que de comienzos del siglo XX.

CrŪtica and Libros and Opiniones17 abr 2008 10:21 am

Los amantes de silicona Javier Tomeo portadaLa pareja formada por Lupercia y Basilio, el escritor en ciernes Ram√≥n, los mu√Īecos de silicona Big John y Marylin y la voz del narrador conforman este sexteto descacharrante donde abunda el humor. Ram√≥n ha escrito una novela en la que quiere comprometer a un amigo, con el que ha compartido novia durante a√Īos. Ante la negativa de √©ste, cuando menos se aviene a leer su novela y hacer las correcciones ortogr√°ficas pertinentes, sin atentar a la esencia del relato. A medida que va recibiendo los diferentes cap√≠tulos de la novela, nos la va presentando a nosotros los lectores.

Basilio y Lupercia ya ni si quieren, ni se aman, ni se desean, pero viven todav√≠a bajo el mismo techo, durmiendo en lechos separados. A fin de calmar sus apetencias sexuales recurren a unos mu√Īecos de silicona. Basilio se afana con Marilyn una mu√Īeca de √ļltima generaci√≥n capaz de reproducir sentencias latinas y cantar en alem√°n y de introducir en el debate sentencias plat√≥nicas, incluso de serle fiel a ra√≠z de su minusval√≠a sexual. Lupercia a su vez recurre a Big John para calmar su furor uterino, dotado de un monumental pene. Todo va bien hasta que una noche encuentran a los mu√Īecos dale que te pego corri√©ndose una buena juerga. Despechados, los humanos deciden poner fin a esas cornamentas con medidas dr√°sticas.

Javier Tomeo entra a saco con una historia que da mucho juego, al dotar a unos mu√Īecos de silicona concebidos √ļnicamente para dar placer a los humanos, de cierta humanidad, unos sentimientos y reflexiones que les proporcionan su placas base, pero que luego, como en la rebeli√≥n de las m√°quinas son capaces de generar sus propios sentimientos, pensar por s√≠ mismos y tratar de encontrar una salida digna.

Por momentos la historia resulta descacharrante, Tomeo no deja t√≠tere con cabeza y aprovecha para dar unos puyazos contra el estado general de la televisi√≥n, el monopolio del f√ļtbol, la tragedia del sexo, las consecuencias del pensamiento, los pliegues de la soledad, las secuelas del desamor, abonando todo ello con buenas dosis de humor, de di√°logos chispeantes, de una imaginaci√≥n desbordante puesta al servicio de una novela pornogr√°fica que nada tiene de tal, donde los humanos y los mu√Īecos de silicona con √≠nfulas de trascendencia se debaten en el amor, en ese dif√≠cil equilibrio entre el no poseer y el poseer, que dec√≠a Plat√≥n, para lidiar con su soledad, sus frustraciones y miedos, en ese hilo de cordura de fun√°mbulo donde los juanetes y la carne marchita hacen cada vez m√°s dif√≠cil la permanencia.

Autor: Tomeo, Javier
Título: Los amantes de silicona / Javier Tomeo
Edición: 1ª ed.
Editorial: Bercelona : Anagrama, 2008
Descripción física: 142 p. ; 22 cm
Colección: Narrativas hispánicas ; 426
ISBN: 978-84-339-7164-7

CrŪtica and Libros and Opiniones02 abr 2008 04:12 pm

El apicultor de Maxence FerminePara no ser un autor excepcional este es el tercer libro que leo de Maxence Fermine, despu√©s de Nieve y El Viol√≠n Negro. En esta historia, titulada El apicultor, ambientada de nuevo en siglos anteriores, el XIX en este caso, no hay haikus, ni operas magistrales, ni violines, pero Maxime sigue el mismo esquema narrativo que en sus anteriores trabajos. Hay de nuevo pocos personajes, que se pueden contar con los dedos de la mano y escasos di√°logos que se ventilan con frases lapidarias tales como ‚Äúnunca es demasiado tarde para nada‚ÄĚ.

Aur√©lien se pone en marcha una aventura √©pica, donde de nuevo el personaje principal debe asentar su genialidad, su √°nimo de trascendencia llevando a cabo una tarea singular. Si en Nieve era la poes√≠a y en el Viol√≠n negro la m√ļsica ahora Aur√©lien descubre su pasi√≥n por las abejas (capaces estas de crear la √≥pera de la abejas) y por su oro l√≠quido. (m√°s…)

CrŪtica and Libros and Opiniones28 mar 2008 01:35 pm

Ir√®ne N√©mirovsky en ese relato disecciona con precisi√≥n el alma humana y describe lo que bien conoce, procedente ella de una familia acomodada. La voz la pone una cr√≠a de catorce a√Īos muy observadora y espabilada, que aprovechando un baile que van a organizar en su casa, ve el modo de vengarse de todo aquello que la hace sentir mal, en especial el trato que recibe de sus padres, que la tratan como una ni√Īata atontada. La familia ha pasado de una clase media a una clase alta, merced a unas operaciones en bolsa que hacen que ahora la familia est√© inserta en otra clase social, movi√©ndose en otras esferas, hasta entonces desconocidas para ellos, y el baile es la manera de darse a conocer en sociedad, de autoafirmar su riqueza, de juntar a las m√°s insignes personalidades. (m√°s…)

Libros and Opiniones15 mar 2008 02:59 pm

Elogio de la diversidad de Ramin JahanbeglooLa escalada del terrorismo vinculado a los extremistas radicales islamistas ha puesto el Islam y los musulmanes en el punto de mira de los exacerbamientos interplanetarios. A fin de aproximar al ciudadano esta problem√°tica, diversos autores, entre ellos el fil√≥sofo Ram√≠n Jahanbegloo ha recopilado en este libro, Elogio de la diversidad, una serie y de charlas y conferencias impartidas acerca de las posibles v√≠as de entendimiento entre oriente y occidente. (m√°s…)

CrŪtica and Libros and Opiniones11 mar 2008 01:43 pm

La carretera √ļltimo libro de Cormac McCarthyCormac McCarthy en este libro m√°s que crear personajes dibuja para el lector un paisaje post-apocal√≠ptico, donde sin saber las causas que han llevado a esa situaci√≥n, un padre y su joven hijo (del que no sabemos la edad), sobrevive a duras penas huyendo del norte, camino del sur, buscando algo de calor, ya que el fr√≠o que los envuelve es tal que puede romper las piedras.
Es el paisaje que transitan un paraje desolado, hosco, agrestre, pintado de negro, con el aire cargado de ceniza, donde los cuerpos siguen en las calles y en los campos, demacrados, hollejos del fuego que los devoró.
Además del padre y del hijo, en su deambular, estos se cruzan con otras personas que sobreviven como pueden, muertos de hambre, vestidos de harapos, deshumanizados o bien bandas de criminales capaces de devorar los cuerpos de los bebés o de comer carne humana.
En esa huida desesperada, siguiendo las indicaciones de un plano, pegados a la carretera, a modo de cord√≥n umbilical que los lleve a la placenta vivificadora, donde cada uno de los d√≠as es m√°s gris que el anterior, tratan de mantenerse √≠ntegros, de preservar una compostura √©tica, de seguir siendo humanos a pesar de todo, y el padre transigir√° as√≠ con la inocencia de su reto√Īo, que no puede digerir tanta violencia, un horror tan descarnado y nauseabundo, con cad√°veres que poblar√°n sus pesadillas, cada vez m√°s aciagas.
La prosa de McCarthy va directa al grano. Se suceden los párrafos como ráfagas, sin abusar de la adjetivación y el engolamiento y empleando las palabras justas y precisas para recrear ese paisaje que a medida que vamos leyendo vamos interiorizando, hasta ser capaz de oler esa lluvia, que huele a ceniza mojada, y seguir las famélicas sombras de estos supervivientes, en su camino hacia el sur.
La carretera es una lección de supervivencia, de superación, impregnada cada gesto, cada acción, de un amor filial, infinito, imponderable, que deja un marca indeleble de hollín en el paladar, de ceniza en la mirada y tiznado el corazón. Una obra contundente como un bofetón bien arreado y desoladora como lo es la imagen de un mortecino sol fagocitado por un mar grisáceo.

Del escritor americano, Cormac McCarthy se ha llevado a la gran pantalla su anterior novela, No es país para viejos.

Libros and Opiniones26 feb 2008 09:25 am

Tengo por costumbre leer libros de modo consecutivo de un autor si su lectura me agrada (el record lo tiene Tom Sharpe, comenc√© con Wilt y me le√≠ una docena de sus libros en verano), as√≠ que tras finalizar Paradoja del interventor, que me encant√≥, cog√≠ este titulado Amad a la dama del escritor extreme√Īo Gonzalo Hidalgo Bayal. Es una reformulaci√≥n de El celoso extreme√Īo de Cervantes. El libro tiene 128 p√°ginas y el autor da muestra de nuevo de su capacidad para entretener al tanto que oficia una prosa rica y envolvente, con la descripci√≥n de los personajes, que a la saz√≥n son Carrizales y su joven esposa Leonor.

√Čl ha hecho las am√©ricas y decide volver a Murania, la tierra de sus antepasados, a pasar solazadamente los a√Īos que le restan. El amor brota en su coraz√≥n cuando detr√°s de un puesto de frutas conoce a la joven Leonor. A pesar de la diferencia de edad, el triplica la edad de la moza, la posici√≥n adinerada de √©ste, propicia el encuentro y el enlace matrimonial. El desfase en muchos aspectos propia los celos, la traici√≥n y la infidelidad. Como la experiencia es un grado, Carrizales sabr√° sacar provecho de los devaneos sexuales de su mujer, a fin de exprimir su carnalidad al m√°ximo como expiaci√≥n de sus pecados.

El autor en alguna ocasi√≥n se le va la mano, como aqu√≠…..”a caer de nuevo en l√°nguidas hidromurias, en taciturnos ambonios y en prolongados esp√°smulos an√©micos”….(p√°gina 128), pero afortunadamente su estilo sigue otros derroteros que ofrecen una lectura gozosa. Los personajes que aparecen en la novela de Cervantes; Loayasa, Carrizales, Leonora, Luis, Guiomar est√°n aqu√≠ presentes con alguna variante en cuanto a su cometido, adaptado a los nuevos tiempos.

Por cierto si voy a Venecia no dejará visitar el Palacio Contarini del Bóvolo que aparece varias veces en la obfa

Como curiosidad decir que el t√≠tulo de la novela “amad a la dama” es lo que se conoce como pal√≠ndromo, esto es frases que tienen la misma lectura de izquierda a derecha que de derecha a izquierda.

Libros and Opiniones19 ene 2008 04:50 pm

Hay pocos libros que me hayan impactado y este es uno de ellos. Buscando algo sobre su autor, Alberto M√©ndez me entero de que tras publicar este libro, el primero de su vida, a sus 63 a√Īos muere once meses despu√©s. El libro lo componen cuatro relatos a cual mejor. Versan sobre los a√Īos de la guerra civil y la postguerra. Se sale el autor de lo trillado en otros libros, de cifras que avalen la criminalidad de un bando o la avalancha de datos que certifiquen como un ej√©rcito rebelde despoj√≥ del poder al gobierno en ciernes para alzarse ellos, los nacionales.

En el primer relato, un soldado franquista el d√≠a en que los nacionales van a tomar Madrid, decide entregarse al bando republicano, pues a pesar de su victoria √©l se considera un vencido. Habla de la usura de la muerte, del precio de la misma. No se quer√≠a ganar una guerra sino matar el mayor n√ļmero posible de enemigos, de vencidos, de contrarios al r√©gimen.

En otro relato un adolescente huye con su mujer embarazada al monte, tras su muerte debe hacerse cargo de su hijo mientras la muerte afila los dientes.

En otro relato un preso republicano le dora la píldora a uno de sus torturadores, porque conoció a su hijo franquista, asesinado por los republicanos. Al final su sentido del deber se impone a sabiendas de lo que le espera.

Finalmente en el cuarto relato que da t√≠tulo al libro Los girasoles ciegos, el cura, uno de tantos, voluptuoso y malnacido ve el resultado a sus lances amorosos de un modo tr√°gico. La historia est√° escrita a tres voces; la del narrador, a trav√©s de la misiva que el cura dirige a un reverendo y de la voz de Lorenzo, el peque√Īo de la familia. Nos encontramos con un padre, que se esconde en el armario, haci√©ndose pasar por desaparecido, difuminando su existencia, lanzado al olvido.

La prosa del autor es deliciosa, la sensibilidad que muestra, sin asomo de morbo o sentimentalismo va al grano, mostrando una riqueza argumental en algo aparentemente sencillo pero con una gran carga de profundidad. Un texto que pone los pelos de punta y el coraz√≥n en la garganta, con gui√Īos para el humor surrealista, para la derrota manifiesta, para el honor y la dignidad, para dejar constancia de lo que pas√≥.

Todo lo que se narra en este libro es verdad, pero nada de lo que se cuenta es cierto…” nos dice el autor en la contraportada del libro. Los adalides del revisionismo reformular√°n la historia a su antojo, quitar√°n muertos de un sitio y los quitar√°n de ciertas listas, muchas las justificar√°n, se defender√°n atacando, pero al final cierto o no, muchos saben lo que pas√≥, por mucho que quisieran olvidarlo o no hablar de ello para no generar m√°s rencor en la legi√≥n de los vencidos.

Los girasoles ciegoses un libro que recomiendo leer con calma, pues a pesar de sus 155 páginas, conviene reparar en lo que se dice y en cómo se dice, para sacarle todo el jugo a un texto que contiene un macrocosmos en su interior. El director de cine José Luis Cuerda ha dirigido la película basada en el libro, que ya está terminada y se estrenará en breve.

Libros and Opiniones01 ene 2008 07:53 pm

Vasili Grossman vida y destino portada libroTres semanas después de comenzar la lectura de Vida y Destino finalmente coincidiendo con el inicio de 2008, lo he concluido. Lo comparan con Guerra y Paz y dicen que su lectura marca un antes y un después. Lo que sí puedo afirmar que es un buen libro. No se trata aquí de hacer un resumen de libro ni nada parecido. El libro son poco más de 1.100 páginas así que resumirlo me llevaría al menos otras cien. Grossman quería formar parte del Ejército Rojo, pero su sobrepeso y su mala vista no se lo permitieron.

Finalmente pudo estar en el frente como corresponsal del Estrella Roja. Hay un libro muy recomendable del historiador Antony Beevor, Un escritor en guerra, donde se recogen todas las notas que Grossman recopil√≥ en el frente. Esas anotaciones le permitir√≠an luego pasar de hacer cr√≥nicas en el peri√≥dico a ficcionar todo aquello que hab√≠a vivido en carne propia. Antes de Vida y Destino, Grossman public√≥ alg√ļn libro, El pueblo inmortal, que tuvo mucho √©xito entre el Ej√©rcito Rojo y le granje√≥ cierta popularidad entre los escritores rusos. Los soldados disfrutaban de las palabras de Grossman porque se reconoc√≠an en ellas. (m√°s…)

Libros and Opiniones15 dic 2007 12:50 pm

A trav√©s de la p√°gina web de la revista Qu√© leer tenemos opci√≥n de escuchar y leer los primeros cap√≠tulos de las √ļltimas novedades editoriales.

Así entre los libros a leer o escuchar tenemos.

TIERRA FIRME: LA VIDA EXTRAORDINARIA DE MARTIN OJO DE PLATA de Matilde asensi (leer capítulo primero)

LA RUTA PROHIBIDA Y OTROS ENIGMAS DE LA HISTORIA de Javier Sierra (leer primer capítulo)

QUATTROCENTO de Susana Fortes (leer primer capítulo)

EL QUINTO D√ćA de FRANK SCH√ĄTZING (leer primer cap√≠tulo)

y en este enlace hay otro buen n√ļmero de libros de los que podemos leer su primer cap√≠tulo, de autores tales como J.M. Caballero Bonald, Alfredo Ruiz, Woody Allen, Albert Caraco, Kiko Amat.

Esto vendr√≠a a ser como el trailer de una pel√≠cula, s√≥lo que en ese caso se seleccionan las mejores escenas o las m√°s impactantes e incluso a veces incluyen escenas que luego no est√°n incluidas en el montaje final, mientras que el primer cap√≠tulo de un libro no es necesariamente el m√°s entretenido, divertido o apasionante, quiz√° permite hacerse una ligera idea de por donde van los tiros, o el estilo del autor, si es que tiene un estilo propio, pero pienso que va m√°s en detrimento que a favor del escritor esta opci√≥n que se nos da a los internautas. Del mismo modo algunas editoriales, Seix Barral por ejemplo distribuyen algunos libros de reducido tama√Īo, como avance editorial, que incluye tambi√©n algunos cap√≠tulos de los libros que luego se comercializar√°n. La portada es la misma y la contraportada tambi√©n. As√≠ me lleve a caso Maridos, de Angeles Mastretta, y tras leer el avance ya s√© que no leer√© el libro.

Libros and Opiniones13 dic 2007 08:29 pm

A la hora de escribir, la biografía personal condiciona en gran medida, de ahí que buena parte de la literatura contemporánea se cimente sobre la banalidad, el aburrimiento y el consumismo, buscando un lector al que se bombardea con novelas históricas, de consumo rápido; usar y tirar, o leer y olvidar. Por ello los autores que han sufrido, Imre Kertesz, por ejemplo tienen un plus que les otorga a su creación algo real, profundo y tangible, como lo es el dolor.

Cervantes sufri√≥ de lo lindo, public√≥ El Quijote tras pasar a√Īos cautivo en Argel y sac√≥ adelante un libro que es un cl√°sico y le granje√≥ fama universal. Vasili Grossman, en pleno siglo XX, quer√≠a saber que era estar en el frente as√≠ que pidi√≥ entrar en el ejercito, y estuvo como corresponsal del Estrella Roja cuatro a√Īos, cubriendo el avance del Ej√©rcito Rojo. Tomaba notas por doquier, que luego le servir√≠an para sus libros. Vida y Destino est√° considerada hoy una de las grandes novelas del siglo XX. Muchos de los personajes los conoci√≥ Vasili en su √©poca como corresponsal. Estuvo con el pueblo ruso en esos a√Īos dificiles y dio fe de lo que vio. A Stalin no le gust√≥ tanta sinceridad y lo mando al ostracismo m√°s absoluto, hasta que muri√≥ en la pobreza. Gracias a Dios su libro Vida y Destino fue publicado una vez que el hab√≠a muerto porque alguien tuvo la gran idea de sacarlo del pa√≠s microfilmado.

El libro es una polifon√≠a de voces, de historias que se entrecuzan o discurren en paralelo. As√≠ que despu√©s de haber le√≠do 300 p√°ginas la sensaci√≥n es que el libro no es el convencional donde te cuentan una historia con un comienzo y un final con peripecias por el medio. Aqu√≠ no hay protagonistas absolutos, sino personalidades que se aunan, pinceladas aqu√≠ y all√° para mostrar un mosaico de lo que era la vida en Rusia durante la segunda Guerra Mundial, con el tema a√Īadido de que Vasili era jud√≠o y buena parte de su familia fue exterminada. Al tiempo que se lee Vida y destino es recomendable tambi√©n leer Escritor en guerra de Antony Beevor, autor de obras como Stalingrado, o Par√≠s Despu√©s de la liberaci√≥n: 1944-1949, que recoge la abundante informaci√≥n atesorada por Vasili, para detallar como fue su vida en el frente durante los a√Īos que acompa√Ī√≥ al Ejercito Rojo. Vasili, escritor tenaz, mandaba cr√≥nicas en las que se esmera, buscando la frase justa, aquella que mejor defin√≠a lo que sus ojos ven. Quer√≠a no obstante ficcionar la cruda realidad, y pari√≥ Vida y Destino, del que una vez lo acabe har√© un comentario.

Libros and Opiniones and PoesŪas03 dic 2007 03:39 pm

Gioconda belli apogeoEste libro recoge 59 poemas de Gioconda Belli escritos entre 1987 y 1997. La carnalidad y el sexo est√°n presentes en la obra de Gioconda Belli como lo est√°n en la de Cristina Peri Rossi, y en el caso de la primera, adem√°s de reivindicar su feminidad, su cuerpo, sus humedades, a pesar de su edad, para pesar de muchos, dedica poemas a tres de sus cuatro v√°stagos; Adriana, Camilo, Maryam y reflexiona sobre su papel como madre, c√≥mo afrontar la madurez, ese periodo de vida comprendido entre los 40 y los 50 a√Īos, donde aunar sabiduria y esplendor. Momentos de apogeo, plenitud y arribamiento al cenit vital. Se pregunta la autora sobre la supervivencia del amor, del erotismo, encerrado entre las paredes de lo cotidiano, del (m√°s…)

Libros and Opiniones30 nov 2007 03:43 pm

Miguel Angel BuonarrotiGiorgi Vasari escribi√≥ est√° singular y amena biograf√≠a en 1550, que ahora, traducida al castellano por Pepa Linares y gracias a la editorial Acantilado llega al lector y por ende a mis manos. La biograf√≠a digo que es singular entre otras cosas por su reducida extensi√≥n, s√≥lo 76 p√°ginas, en un libro de reducido tama√Īo, en donde Vasari, pintor y arquitecto, loa en estas p√°ginas las virtudes infinitas de Miguel Angel, un ser casi celestial hacedor de obras inmortales, que dejan sin aliento, artista excelso tanto en la pintura, escultura y arquitectura.

Esta obra fue escrita en vida de Miguel Angel, cuando √©ste ten√≠a 73 a√Īos. Morir√≠a poco antes de los 90, despu√©s de una vida dilatada en la cual Miguel Angel no hizo otra casa que trabajar.
Respecto a la muerte pensaba lo siguiente: Todo es nada, pues si la vida nos gusta, la muerte que es obra del mismo maestro no habr√≠a de disgustarnos . (m√°s…)

Libros and Opiniones29 nov 2007 04:27 pm

Ilusiones en Oriente MedioNoam Chomsky habla en este libro acerca del problema Israel√≠-Palestino, del papel crucial que los Estados Unidos tienen en el apoyo expl√≠cito dado a Israel, el veto o abstenciones en las votaciones de la ONU por parte de los Estados Unidos cuando lo que est√° en juego es recriminar a Se habla de Irak, de los cr√≠menes cometidos por Saddam, un monstruo que cometi√≥ sus cr√≠menes, con el apoyo de los l√≠deres americanos, que dieron luz verde al gaseamiento de Kurdos. Saddam comet√≠a sus atrocidades y ellos (el gobierno americano), en aquel entonces, lo apoyaban o hac√≠an la vista gorda. Era Saddam entonces un monstruo y lo seguir√≠a siendo despu√©s, cuando se llev√≥ a cabo la Invasi√≥n de Irak por las tropas americanas, s√≥lo que antes Saddam era apoyado, respaldado y financiado por los Estados Unidos y luego ser√≠a perseguido, ajusticiado y ahorcado. (m√°s…)

Libros and Opiniones27 nov 2007 02:56 pm

En el peri√≥dico gratuito ADN dedican hoy una p√°gina, la n√ļmero 18, a hablar de Vassili Grossman y de su libro Vida y destino convertido en un best-seller. Dice quien escribe el art√≠culo, D. L√≥pez Valle que en nuestro pa√≠s, los menos, le√≠an y trapicheaban con ediciones francesas de ese libro y que hace semanas Galaxia Gutenberg en un acto de justicia edit√≥ en castellano las m√°s de mil p√°ginas de Vida y Destino. Llevan vendidas para sorpresa de la editorial, m√°s de 100.000 ejemplares. Lo que tengo hoy en las manos debe ser entonces un espejismo, fruto de la imaginaci√≥n o del fr√≠o. Les cuento; tengo un libro escrito por un tal Vassili Groosman titulado curiosamente Vida y Destino, publicado por la editorial Seix Barral en 1985, traducido del Franc√©s por Rosa M. Bassols. Este detalle, comentar que sobre esas edicciones en franc√©s, con las que se “trapicheaban” hubo una editorial que se tom√≥ la molestia de traducirlo al castellano, del franc√©s y publicarlo hace m√°s de veinte a√Īos, se le escapa al autor/a de art√≠culo (no como a Mu√Īoz Molina que advierte que pudo pasar desapercibida), y como √©l no lo hace pues lo comento yo. Lo que si es cierto es que es la primera vez que se traduce del Ruso al castellano. Tema aparte es si tendr√© el tiempo y ganas para leerlo. De hacerlo ya dar√© mi parecer de este libro al que muchos comparan con Guerra y Paz o Crimen y Castigo. Al menos los t√≠tulos son similares; dos sustantivos y un y. ¬Ņser√° por algo?.

Libros and Opiniones25 nov 2007 07:02 pm

El Mundo de Juan José MillásEl escritor Juan José Millas se ha llevado el Premio Planeta 2007 con este libro.
El Planeta, no me convence nada, porque libros como La mirada del otro, El desencuentro, Peque√Īas infamias me han parecido muy corrientes. Lo de Juan Mars√© el a√Īo pasado fue la gota que colm√≥ el vaso, al decir que el libro premiado no ten√≠a calidad suficiente.

Trat√°ndose de un libro autobiogr√°fico podemos pensar de entrada, que Juan Jos√© Mill√°s, s√≥lo puede hacer de montador. Con las escenas vitales que tiene entre las manos, su funci√≥n quedar√≠a reducida a quitar y poner, dejando aquellas secuencias que tengan mayor enganche o trascendencia. As√≠, su funci√≥n, no ser√≠a la de crear personajes, situaciones, di√°logos, sino plasmar lo ya vivido, sin margen de maniobra. En sus comienzos nos habla de su familia, de sus padres, de su familia numerosa, del fr√≠o que pasaba y de lo duro que es dejar Valencia para ir a vivir a Madrid y he de decir que hasta que no aparece (m√°s…)

Libros and Opiniones22 nov 2007 10:39 pm

El sexo que habla de Jordi CostaLa mejor manera de conocer el porno espa√Īol es dando la palabra a sus protagonistas: actores, actrices, directores, organizadores de festivales, productores etc. Jordi Costa autor del libro, tras un comienzo desternillante, con la fecundidad y el buen humor que le caracteriza, da la palabra a los protagonistas. Avisa que el libro, de comienzo a fin, puede leerse con las dos manos. Doy fe de ello. Este es un libro que habla del porno, pero no es un libro pornogr√°fico.

Se van planteando diversas cuestiones; el origen del porno en Espa√Īa, su escaso desarrollo, La Ley Mir√≥, an√©cdotas de rodajes, el estrellato de los actores porno Espa√Īoles, la visi√≥n que las actrices tienen de su trabajo, etc. En cada cuesti√≥n, los protagonistas hablan y Jordi va transcribiendo sus palabras. El resultado es positivo porque permite hacerse una idea de c√≥mo es el cine porno en Espa√Īa hoy.
Desde que muri√≥ Franco y Espa√Īa se convirti√≥ en un pa√≠s democr√°tico, tuvieron (m√°s…)

Libros and Opiniones15 nov 2007 03:32 pm

Next sobre la globalizaci√≥n y el mundo que vieneAlessandro Baricco recopil√≥ cuatro art√≠culos sobre la globalizaci√≥n que hab√≠a publicado en prensa y los edit√≥ en un libro con el t√≠tulo Next, sobre la globalizaci√≥n y el mundo que viene. Baricco dice de entrada no saber que es la globalizaci√≥n, as√≠ que se toma la licencia de especular sobre su concepci√≥n y g√©nesis, acerca de lo que la gente entiende por este concepto, trillado y desprovisto de sentido, por el manoseo. Baricco disculpa a los que se manifiestan cuando el G-8 a bombo y platillo se re√ļnen, generando batallas campales, porque muchos de ellos ni siquiera saben contra que se manifiestan, pero no quieren formar parte del reba√Īo y les repugnan los esloganes. (m√°s…)

Libros and Opiniones15 nov 2007 03:03 pm

Terrorismo globalEl terrorismo es una de nuestras amenazas actuales, que cada cierto tiempo, a menudo casi a diario, se cobra vidas en cualquier rinc√≥n del mundo. El 11-S y el 11-M dejaron claro que hay organizaciones terroristas dispuestas a matar el mayor n√ļmero de personas a fin de conseguir sus objetivos. Fernando Reinares, Logro√Īes y catedr√°tico de Ciencia Pol√≠tica y experto en lucha antiterrorista, da un repaso en este libro titulado Terrorismo Global (publicado en 2003, en la editorial Taurus, 179 p√°ginas) de los diferentes grupos terroristas que han surgido en la historia, comenta las acciones terroristas cometidas, el lugar donde acaecieron, quien las cometi√≥ y el n√ļmero de muertos y hace especial hincapie en el antes y el despu√©s que supuso el atentando contras las torres gemelas. (m√°s…)

Libros and Opiniones15 oct 2007 03:21 pm

La invención de Morel
Este verano en los art√≠culos que Manuel Vicent escrib√≠a sobre escritores universales, habl√≥ de Bioy Casares y nombr√≥ “La invenci√≥n de Morel” como una de su grandes obras. Recordaba haberlo visto en casa, as√≠ que me puse a buscarlo y lo encontr√© junto a Proverbios y cantares de Machado. Lo public√≥ El Pa√≠s hace unos a√Īos, en una colecci√≥n de los cl√°sicos del siglo XX.

Un fugitivo escapa de la justicia y se guarece en una isla en la que vive en soledad. Luego verá gente a lo lejos y decide acercarse. Comprobará que no son reales, tampoco fruto de su imaginación, sino imágenes, que un tal Morel ha logrado crear y reproducir con un complejo sistema.
Al comienzo el huido se enamora de una mujer que va con frecuencia a la playa. Ella lo ignora, borrando su existencia a sus ojos y desde√Īando el jard√≠n que √©l ha hecho con su profundo amor para ella. Cuando comprueba que su naturaleza no es de carne y hueso sino un haz de pixels √©l querr√° comulgar con la inmortalidad y formar parte tambi√©n de esa escena, perdurar para para siempre, por los siglos de los siglos. Se combina por tanto lo real, con lo irreal, lo ficticio con lo so√Īado, lo perecedero con el ansia de perdurar. Todos los devaneos mentales del fugitivo los plasma en un informe donde escribir√° sus desvelos, acreditanto sus desvar√≠os. La literatura al igual que la fotograf√≠a es otra manera de inmortalidad.

Si alguien les quiere echar una foto, piénselo dos veces, no vaya a ser que sea cierto lo que creen algunas tribus respecto de las fotografías; que roban el alma de los fotografiados.

Libros and Opiniones11 oct 2007 04:00 pm

La clave Gaud√≠Me hab√≠a prometido no leer m√°s libros de esta clase pero como el lud√≥pota frente a las luces luminosas de las tragaperras he reincidido. Me gust√≥ la portada. Siempre me ha gustado visitar La Sagrada Familia cuando he ido a Barcelona y pasear por el Parque G√ľell, y ver La Pedrera. Tambi√©n goc√© este verano con El Capricho de Gaud√≠ en Comillas (Cantabria), as√≠ que la historia pod√≠a ser interesante. La Clave Gaud√≠ al rebufo de libros de ventas millonarios como El C√≥digo da Vinci o √Āngeles y Demonios traza una historia parelela con muchos elementos comunes. En lugar de Par√≠s o Roma la acci√≥n transcurre en Barcelona. En lugar de ser Bernini el elegido es Gaud√≠ y sus obras. Lo dem√°s es lo de siempre, una pareja debe resolver un enigma, e ir superando distintas pruebas. La muerte de un anciano hace que su nieta se convierta en la elegida, la cual ha de llevar a buen puerto la misi√≥n encomendada. A la chica le ayuda su noviete el cual casualmente es un brillante matem√°tico. Ella es licenciada en historia del arte.

Todos los que les ayudan saben much√≠simo y ello les permite ir resolviendo los siete acertijos que se les plantean. No se dan muchos datos de Gaud√≠, s√≥lo que era austero, que muri√≥ atropellado por un tranv√≠a, porque alguien le arroj√≥ a √©l (esto es licencia de los autores), que pod√≠a haber practicado la masoner√≠a y que dedic√≥ su vida a La Sagrada familia, la iglesia de los pobres. La historia avanza sin dificultad, con bastantes di√°logos. La pareja protagonista, Mar√≠a y Miguel no tiene mayor hondura, as√≠ como el resto de personajes circunstanciales. Su descripci√≥n se reduce al empleo de media docena de adjetivos. Son guapos, listos, inteligentes y se quieren mucho, tanto que aunque pueden palmarla en cualquier momento mientras todos los conocidos la van di√Īando tienen ganas de “hacer el amor” y confesarse lo mucho que se aman.
El éxito de estos libros radica en su cómoda lectura. No hay que comerse la cabeza leyendo y todo fluye de una manera muy natural, sin apenas esfuerzo.

No hay descripciones ni de las personas, ni de las cosas, no se juzga nada, ni se aborda alg√ļn tema universal. Los autores tienen unos elementos que como las piezas de un puzzle han de casar para que la historia tenga cierto sentido y pueda resultar verosimil. Si La Catedral del mar ha superado el mill√≥n de ejemplares, este libro seguro que puede repetir la haza√Īa. Si no buscamos una prosa limpia y depurada, exprimir las palabras y sacarles su jugo a fin de que nos transmitan o evoquen algo, sino pasar un rato distendido leyendo, La Clave Gaud√≠ puede ser una opci√≥n de lectura interesante. Algo tendr√°n cuando todo el mundo los lee. O al menos los compra, que otra cosa es leerlo. De todos estos libros que he ido leyendo mi preferido es El √ļltimo Cat√≥n de Matilde Asensi.

Libros and Opiniones07 sep 2007 09:10 pm

Cuatro encuentros Henry JamesEn este m√≠mino libro Henry James sutilmente habla de las grandes ilusiones que se reducen a ceniza que empolva nuestros dedos y ahoga nuestros corazones. Una chica, Spencer, anhela dejar los Estados Unidos y conocer el viejo continente del que tanto ha le√≠do. A veces los sue√Īos no se cumplen y desde el suelo la vista es desoladora. La atracci√≥n por seres en esencia malos pero arrebatadores que nos ponen a prueba, son la puntilla para un destino marcado.

Libros and Opiniones30 ago 2007 10:02 pm

La noche del lobo Javier TomeoHace cuatro d√≠as comentaba el libro de Javier Tomeo El cantante de boleros, ahora hablar√© de La noche del lobo del mismo autor. El libro se public√≥ en Anagrama el a√Īo pasado. La historia consiste en un di√°logo entre dos hombres, que sufren una lesi√≥n en el tobillo, el mismo d√≠a a la misma hora y casi en el mismo lugar. En un p√°ramo, de noche y han de pasar las horas que previas a la alborada, uno cerca del otro sin poder verse ni tocarse, charlando para entretenerse. La voz cantante la lleva Macario. Todo lo que √©te sabe lo ha le√≠do en internet y su prodigiosa memoria le permite describir al detalle recetas de cocina, el funcionamiento de aparatos, las vidas de los santos y recurrir a frases que apunta en un cuaderno de tapas rojas. Al mismo tiempo es poeta, si bien reconoce que su poes√≠as no son muy buenas. Vive solo en una casa sin ventanas y cuenta con su telescopio con el que mira las estrellas. Cree ser el √ļltimo hombre-lobo. Su interlocutor es Ismael, vendedor de seguros, casado hace dos a√Īos con su mujer, que se troncha con las ocurrencias de Macario. La luna mientras brilla en lo alto y cuando las nubes lo permiten alimentado por la luz de luna Macario cree devenir en un peculiar hombre lobo. Peculiar porque lleva una dentadura de pl√°stico. Los di√°logos absurdos son el meollo de la historia y logra arrancar unas cuantas carcajadas. Subyace tambi√©n la soledad, el desamparo, la incomunicaci√≥n de estos dos personajes. No por mucho hablar se deja estar de s√≥lo, parece ser la conclusi√≥n. Hablan toda la noche. Ismael no quiere que el silencio devore la noche y pide a Macario que le cuente cosas, que diga todas las chorradas que quiere pero que no le deje solo. Las confesiones de temas √≠ntimos luego pueden volverse en su contra, mostrando as√≠ la crueldad de la naturaleza humana que en lugar de ayudar ahoga. Javier Tomeo se mueve como pez en el agua con estas novelas suyas que no llegan a las doscientas p√°ginas, vivaces gracias a unos di√°logos absurdos y certeros con un un final abierto con margen para la sorpresa. ¬ŅSe saben el chiste del butanero y el marido cornudo?

Libros and Opiniones26 ago 2007 05:02 pm

El cantante de boleros Javier Tomeo El autor, Javier Tomeo, dice que en sus obras prima la sencillez y En el cantante de boleros, publicado en la editorial Anagrama queda demostrado.
No hay ning√ļn tipo de alarde en la escritura. Tomeo con much√≠simo sentido del humor nos cuenta las andanzas, de un hombre que ha perdido a su madre y vive solo, trabajando como repartidor de un supermercado. Nada extraordinario le sucede, as√≠ que pasa su tiempo trabajando, en su casa comiendo fabada, oyendo la televisi√≥n de la vecina o en el bar manteniendo charlas con sus compa√Īeros de barra.
La historia es inexistente, no hay principio ni final, sino pinceladas existenciales con tonos grises y monótonos (similares por otro lado a nuestras vidas). Nada acontece, pero el protagonista, del que no sabemos ni su nombre, ni su edad, mantiene hilarantes conversaciones con quien tiene cerca, ya sea Cornelio, Rafael o Serafina. Como Bukowski contaba en su libro Cartero, también el protagonista puede aprovechar el reparto para echar un polvazo a una clienta.

Tomeo recurre una y otra vez a las pelotas del protagonista, a las pajas que se casca, o lo duro que se le pone el nabo cuando en la ducha se frota con la esponja. Mantiene conversaciones con mujeres donde todo gravita sobre “lo √ļnico”. El libro con sus 175 p√°ginas se lee de una tirada y algunas reflexiones de puro absurdas que son no pueden menos que lograr la carcajada. Si Cansado escribiera un libro, creo que ser√≠a algo parecido a esto.

Libros and Opiniones24 ago 2007 10:24 pm

El a√Īo del diluvioCon Eduardo Mendoza me he re√≠do mucho, en libros como El Laberinto de las aceitunas, Sin noticias de Gurb o El √öltimo trayecto de Horacio dos. El a√Īo del diluvio, el libro que nos ocupa, se public√≥ hace 15 a√Īos, en 1992, cuando las Olimpiadas en Barcelona.

Esperaba mucho m√°s de este magro libro. Su reducida extensi√≥n no ha de implicar que la historia no sea interesante. Pero su lectura sabe a poco. De modo abrupto pasamos de los a√Īos cincuenta a los ochenta. Ese amor no consumado entre la monja y el terrateniente se atisba pero no cuaja. Mendoza no acaba de coger el tono adecuado y al final con la aparici√≥n de los maquis se meten con calzador personajes estereotipados de corto alcance que nada aportan a la historia.

El mayor problema que le encuentro al libro es la poca hondura en la construcción de los personajes principales, en especial la monja que es el cimiento fundamental de la historia, que sufre un maremoto interior o eso nos cuenta el autor y deja entonces de lado sus convicciones más profundas, para ir a parar a brazos del galán a retozar sobre un sofá, sin prever la consecuencias, ni sin que ese cambio quede bien explicado. Más que un libro menor en la bibiliografía de Mendoza, lo considero un libro muy flojo, con poco mordiente y poco atractivo en comparación con lo que es su obra.

El libro ha sido llevado a la pantalla grande en 2004, pero dado que las películas por lo general son malas en comparación con los libros que adaptan. Una vez leído el libro, pocas ganas me quedan de ver la película, salvo que alguien que haya leído el libro y visto la película me convenza.

Libros and Opiniones17 ago 2007 12:44 pm

Le√≠ un art√≠culo en una revista semanal dedicado a Chris Stewart, bater√≠a en el primer disco del grupo G√©nesis, acerca de como √©ste cambi√≥ de aires y se fue a vivir con su mujer a las Alpujarras granadinas, donde reconstruyeron un cortijo “El valero” all√° donde Cristo dio las tres voces, rodeados de aceitunas, almendros y limones, sin agua ni electricidad. ¬Ņanti-paradisiaco no?

La historia a tenor de la entrevista, me pareci√≥ muy interesante as√≠ que aprovechar√© estos d√≠as de asueto, para relamerme con su lectura, si es que lo encuentro en alguna librer√≠a. Pues en dos del barrio no lo ten√≠an. Se les hab√≠a acabado. Ha sido todo un √©xito. En Espa√Īa no se lo quer√≠an publicar y tras publicarlo en Inglaterra y ser un √©xito en quince pa√≠ses finalmente se ha traducido al castellano, convertido en todo un superventas. Ya dar√© mi parecer una vez concluya su lectura.

Libros and Opiniones17 ago 2007 12:36 pm

Llegu√© a Sombras sobre Sombras como el na√ļfrago que a la deriva y de chiripa, toca tierra firme en alguna isla perdida, merced al oleaje. En la lista de libros m√°s vendidos ninguno me motivaba. La novela hist√≥rica con rasgos de best-seller es cl√≥nica, con pocas variantes y le√≠do una el resto es siempre m√°s de lo mismo. En una biblioteca, sobre una gran mesa de madera, hab√≠a dispuestos un buen n√ļmero de libros, clasificados como novedades, apilados en montones de tres o cuatro.
En una de estas hileras, abajo del todo, vi en la portada unos maniquíes, luego el nombre del autor del libro, Juan José Millás y en su interior había fotografías, sobre las que el escritor hacía un artículo de tres páginas.
Millás juega con las palabras con gracejo y la foto es una excusa para dar su opinión sobre temas diversos, como el papel del PP en la oposición durante el proceso de paz, el talante de la derecha y de los curas, la invasión de irak, los ataques de Israel, la superación de la segregación racial, los progresos en la ciencia, las ovejas clónicas y muchos temás más.

Abunda en el libro el sentido del humor y como buen escritor, de lo evidente, de lo que está ahí para uso y disfrute del personal, Millás saca punta hasta lo aparentemente más insignificante, conjugando el absurdo con el surrealismo.

Mill√°s descubri√≥ pronto seg√ļn cuenta, que la poes√≠a no era lo suyo y plasm√≥ entonces sus ideas en prosa. Sombras sobre sombras es pues un libro que me ha gustado, por el tono, el contenido y la forma de narrar, con el que abrir los ojos a lo cotidiano, con una visi√≥n nueva, de la mano de este escritor que cada d√≠a me sorprende con su columna en El Pa√≠s

Libros and Opiniones17 jul 2007 03:02 pm

Hay muchos libros que nos permitir√°n conocer algo sobre la vida del escritor Charles Bukowski. A m√≠ en especial me gusta Peleando a la contra, con un buen n√ļmero de relatos y poemas extra√≠dos de sus libros. Pero recomiendo en especial su poema El incendio de un sue√Īo, que es de mayor inter√©s que muchas de sus biograf√≠as y sobre todo que esa nefasta pel√≠cula reciente titulada Factotum (interpretada por Matt Dillon).

Libros and Opiniones30 may 2007 03:16 pm

Homo videns la sociedad teledirigida Giovanni SartoriRecomiendo con entusiasmo el libro de Giovanni Sartori, Homo Videns la sociedad teledirigida. En apenas 150 páginas el autor de este ensayo expone el papel que juega la televisión en nuestra sociedad moderna.
A pesar de que el libro lo escribi√≥ hace diez a√Īos, los argumentos siguen siendo v√°lidos, e incluso creo que la incidencia audiovisual es hoy a√ļn mayor que entonces: se consumen m√°s horas de televisi√≥n diarias, m√°s personas tienen acceso a internet, los videojuegos est√°n presentes en todos los hogares y los ciudadanos seguimos igual o m√°s aborregados que hace una d√©cada, con un desinter√©s notorio por la pol√≠tica o lo que ocurre a nuestro alrededor, curioso en plena era de la globalizaci√≥n, donde la televisi√≥n puede llegar a cualquier parte del globo.

El homo sapiens que adquiría su conocimiento por el habla y la escritura ha sido reemplazado por el homo videns, ese hombre críado delante de un televisor, el cual almacena toneladas de imágenes, que no ha de digerir, ni sacar de ellas conclusión alguna (lo que es la abstracción) de lo que ve en pantalla.
Los ni√Īos cuando aprenden a escribir y hablar ya han visto muchas horas de televisi√≥n, im√°genes que no necesitan ser entendidas, de ah√≠ su proliferaci√≥n por todos los continentes.
La televisión no conlleva una abstracción (la vídeo-ver desactiva nuestra capacidad de abstracción y con ella, nuestra capacidad de comprender los problemas y afrontarlos racionalmente), no es interactiva, sino que el televidente asume un rol pasivo. Perder la capacidad de abstracción supone perder la capacidad de distinguir entre lo verdadero y lo falso, dice Sartori, de ahí que a la gente le cueste cada día más saber que es cierto y que no lo es, pues todo tiene cabida en la era de la información, verdades y falsedades van por el mismo conducto y hay gente interesada en que sea así. Basta entonces con comunicar no con informar(comunicar un contenido) y de hecho ver noticias no nos hace estar informados, si de ello no sacamos nuestra opinión propia.

En el apartado dedicado a los telediarios y a los medios de informaci√≥n general, haciendo especial hincapie en la televisi√≥n, la informaci√≥n se convierte en subinformaci√≥n o en desinformaci√≥n (la cultura de la incultura, la mayor parte del p√ļblico no sabe nada de los problemas p√ļblicos), los sondeos de opini√≥n, las noticias descontextualizadas, donde las im√°genes avalan nuestra predisposici√≥n a creer lo que vemos, a dar la raz√≥n al agredido, al incendiario, sin dar opci√≥n de r√©plica “al malo de la pel√≠cula”, sesgando y siendo por tanto imparcial. Como la televisi√≥n crea acontecimientos, o la video-pol√≠tica refuerza el localismo, en el marco de esta “aldea global”, como la televisi√≥n est√° homogeneizando los modelos de vida y los gustos de todo el mundo.

El tiempo dedicado a las noticias internacionales, se reduce, pues se buscan las noticias locales. Los reporteros acuden en todo caso a pa√≠ses en libertad. Otros pa√≠ses que se hallan bajo dictaduras no permiten entrar a la prensa extranjera. No hay noticia de ellos, no aparecen entonces en los medios y lo que no se ve no existe. En nuestros telediarios (en Espa√Īa) podemos preguntarnos cu√°ntos minutos se han destinado en lo que llevamos de a√Īo, a tratar informativamente conflictos en el continente africano, de las decenas de pa√≠ses que all√≠ est√°n en guerra, para hacernos una idea de lo que expone Sartori, de c√≥mo al no poder env√≠ar un reportero que cace las im√°genes de la tragedia aquello se obvia y los focos se dirigen en otra direcci√≥n.

Las cadenas televisivas son conscientes de qu√© noticias son las que su p√ļblico demanda, y como saben que un hurac√°n da m√°s votos que otras noticias, los telediarios se convierten en una sucesi√≥n de noticias espectaculares.

Cuatro de cada cinco americanos votan en función de lo que aprenden en pantalla. Deducimos por tanto que los electores están tele-guiados. La televisión personaliza las elecciones. Vemos personas en la pantalla (los políticos) no programas de partido. La política en imágenes se fundamenta en la exhibición de las personas.

“cuanto m√°s local se hace la pol√≠tica, m√°s desaparece la visi√≥n y la b√ļsqueda del inter√©s general de la comunidad”..(pag 113)

Todos tenemos derecho a opinar pero no todas las opiniones son iguales, unas son acreditadas y otras no, por tanto unas tendr√°n valor y otras no. La video-pol√≠tica atribuye un peso desproporcionado y a menudo aplastante, a quien no representa una “fuente autorizada”, a quien no tiene ning√ļn t√≠tulo de opinion maker.
La cultura de la imagen rompe el equilibrio entre pasión y racionalidad y las cabezas pensantes son marginadas. No hay espacio en la televisión para la reflexión, prima la velocidad. Creamos un proletariado intelectual sin ninguna consistencia intelectual.

Lectura supone soledad, concentraci√≥n en las p√°ginas, capacidad de apreciar la claridad y la distinci√≥n… pues eso.

Libros and Opiniones25 may 2007 08:37 pm

Etica hackerPekka Himanen, autor del libro, fin√©s, a sus veinte a√Īos ya era doctor en filosof√≠a, lo cual no quita para que sea un fen√≥meno de las nuevas tecnolog√≠as y escriba un libro como este, donde enterarse de en qu√© consiste la √©tica del trabajo, la √©tica del dinero, o la √©tica de la red. Para ello Pekka nos explica que es un hacker, como les mueve la pasi√≥n por lo que hacen y la creatividad en √ļltima instancia. En el libro el pr√≥logo corre a cargo de Linus Torvalds (creador de Linux) y el ep√≠logo a cargo de Manuel Castells (La era de la informaci√≥n).

A mi el libro me parece una bonita utopía, estos hackers son como unos bohemios que con la guitarra se ganan la vida tocando en los metros. Solo que los segundos a veces tienen suerte con sus punto.com pegan el pelotazo y pueden dedicar su fortuna a hacer lo que realmente les mueve, motiva y atrae, pasando del entorno empresarial y de trabajos aburridos y estériles.

Pekka detalla en qué consiste hoy nuestro trabajo, que se pretende con ello, como se domestican y automatizan las tareas, aburridas, desapasionadas, como lo laboral se traslada al ámbito familiar, como se vive para trabajar, el papel del viernes y del domingo y la viernesización del domingo o la dominicalización del viernes..
Fragmentos como la creación del mundo en el Génesis protestante y preprotestante es la monda lironda.

Los hackers al igual que los cient√≠ficos comparten sus descubrimientos, haci√©ndolos p√ļblicos, como el c√≥digo libre de Linux, o cualquier Copyleft, para que todos aporten sus conocimientos, mejorando lo presente. Para ellos la informaci√≥n no es poder, no hay por tanto que ocultarla, mercadear con ella bajo licencias y contratos de privacidad.
Muchas m√°s cosas detalla Pekka en este ameno y divertido ensayo, que se vuelve algo m√°s farragoso con las disertaciones finales con el ep√≠logo de Castells. Recomendable. Har√° las delicias de esos que se pirran por las libros relacionados con “la era de la informaci√≥n“.

CrŪtica and Libros and Opiniones04 may 2007 07:46 am

La venganza de la tierraSugerente el título y la portada la de este libro escrito por el científico octogenario James Lovelock, que postuló a comienzos de los 70 junto a Lynn Margulis la Hipótesis de Gaia, que luego se convertiría en la Teoría de Gaia (la tierra es un sistema autorregulado que surge de la totalidad de organismos que la componen, las rocas de la superficie, el océano y la atmósfera, estrechamente unidos como un sistema que evoluciona. El sistema tiene un objetivo: la regulación de las condiciones de la superficie para que sean lo más favorables posible para la vida que en aquel momento pueble la Tierra. Se basa en observaciones y modelos teóricos y ha realizado predicciones correctas).
En la portada se muestra la tierra convertida en una bomba, con la mecha encendida. ¬ŅCu√°ndo explotar√° la tierra?. Esto no lo sabe ni Lovelock ni nadie, pero el autor se plantea una situaci√≥n, la actual, en la que podr√≠amos afirmar que hemos sobrepasado la l√≠nea de no retorno. Esto es, hagamos lo que hagamos, ya es tarde, para restablecer la salud de la tierra. Solo podemos pues poner parches. No afirma el autor que la tierra vaya a saltar por los aires, o a explotar, sino que la biosfera, all√° donde vivimos, est√° seriamente da√Īada y nuestra civilizaci√≥n en el futuro se ver√° mermada. No desaparecer√° por tanto la humanidad, sino que habr√° millones de bajas. Algunos sobrevivir√°n. Con la subida del nivel del mar, muchas ciudades ser√°n sepultadas bajas las aguas, lo que har√° que la gente tenga que desplazarse a nuevos lugares. La temperatura ser√° mayor, pues el sol calentar√° con m√°s fuerza y la gente morir√° como pas√≥ en Francia en el verano de 2003, los recursos se ver√°n limitados, la tierra no dar√° de s√≠ para abastecer a los futuros ocho mil millones de personas. Habr√≠a que dejar de maltratar a la tierra, no talar tantos √°rboles, contaminar menos la atm√≥sfera con di√≥xido de carbono, reducir la dependencia del petr√≥leo y hacer las cosas de otra manera…
Lovelock habla detalladamente en un cap√≠tulo de todas las fuentes de energ√≠a actuales y futuras de las que dispondremos. El autor defiende a capa y espada la energ√≠a nuclear. Seg√ļn √©l, es la que menos muertes causa, la m√°s eficiente, pero tragedias como la bomba at√≥mica de Hiroshima o Chernobyl crearon mala prensa de todo aquello que oliera a nuclear, siendo demonizada desde entonces. Lovelock aboga por esta energ√≠a, que genera menos residuos y ocupan mucho menos espacio que los residuos derivados de la quema de f√≥siles, adem√°s es ‚Äúla √ļnica fuente de energ√≠a que satisfar√° nuestra demanda sin suponer una amenaza para Gaia ni inferferir en su capacidad para mantener el clima y una composici√≥n atmosf√©rica adecuadas para la vida. Las reacciones nucleares son millones de veces m√°s potentes que las reacciones qu√≠micas‚ÄĚ.
Para el autor, el n√ļmero de muertes ocurridas en Chernobyl que se dieron por buenas, fue una gran mentira, pues no fueron m√°s de 75 las personas que murieron.
A la hora de hablar de las energías alternativas como la energía solar o eólica, no duda el autor de su limpieza e incluso de su eficiencia futura, pero no es eso ahora lo importante, sino más bien, si es lo que ahora, ante esta situación de emergencia que vive la tierra, el mejor camino a seguir. De nuevo Lovelock reivindica la energía nuclear como un gran remedio a nuestros males, hacen faltan soluciones urgentes y la energía eólica, biomasa, o la solar no aliviaran a corto plazo la salud de la tierra, incluso pueden llegar a empeorarlo.
Lovelock en algo más de doscientas páginas no hace una sesudo estudio científico, ininteligible para las grandes masas, sino que trata de hacernos comprensible la problemática de la tierra para que todos la entendemos, abogando por el debate, la reflexión, por discutir las cosas y no asumir ciertas planteamientos e ideas que científicos interesados y grupos de presión dan por válidas, sin rechistar (como la maldad de la energía nuclear), buscar soluciones, pero para ello habría que tener presente que el problema existe, que el calentamiento global es hoy una problema que afecta a todo el planeta y visto el percal no parece que todos los Gobiernos tengan la misma sensibilidad hacia el problema.
Como en la ciencia no hay certezas, no se puede decir qu√© suceder√° dentro de cien o de quinientos a√Īos, pero Lovelock nos explica el camino seguido hasta la fecha, la actuaci√≥n de los humanos en el h√°bitat, la idea equivocada de que el planeta nos pertenece, y c√≥mo la tierra se vengar√° de sus ocupantes, nosotros, que tan mal la tratamos. Merece la pena dedicar unas horas a leer este libro. Aprenderemos muchas cosas interesantes y nos abrir√° los ojos a ciertas realidades que entre unos y otros han creado, impidiendo que los ciudadanos nos preguntemos nada acerca de lo que sucede.
Me he re√≠do con las palabras dedicadas a esos ‚Äúecologistas urbanos‚ÄĚ que no han pisado el campo en su vida.
Si no sabemos nada del estado real de la tierra, pues como dice Lovelock apenas se publica nada al respecto, a no ser publicaciones cient√≠ficas como Science o Nature, exclusivas de especialistas ¬Ņde qu√© vamos a debatir entonces nosotros los ciudadanos?. ¬Ņc√≥mo hablar de lo que desconocemos?. De ah√≠ que los parques e√≥licos que destrozan los paisajes nos parezcan maravillosos.