Poesías


Libros and Opiniones and Poesías03 dic 2007 03:39 pm

Gioconda belli apogeoEste libro recoge 59 poemas de Gioconda Belli escritos entre 1987 y 1997. La carnalidad y el sexo están presentes en la obra de Gioconda Belli como lo están en la de Cristina Peri Rossi, y en el caso de la primera, además de reivindicar su feminidad, su cuerpo, sus humedades, a pesar de su edad, para pesar de muchos, dedica poemas a tres de sus cuatro vástagos; Adriana, Camilo, Maryam y reflexiona sobre su papel como madre, cómo afrontar la madurez, ese periodo de vida comprendido entre los 40 y los 50 años, donde aunar sabiduria y esplendor. Momentos de apogeo, plenitud y arribamiento al cenit vital. Se pregunta la autora sobre la supervivencia del amor, del erotismo, encerrado entre las paredes de lo cotidiano, del (más…)

Poesías24 jul 2007 10:19 pm

Volando se me ha pasado la lectura del libro de poesía Ciento volando de catorce de Joaquín Sabina. Sabina es sin duda uno de los grandes de la canción, no por su voz cazallera, sino por sus letras únicas. Pocos han sabido aunar la poesía y la calle, para que millones de personas nos sintamos identificados con sus canciones, de ahí el éxito que lleva década tras década, convertido en superventas y llenando recintos. Sabina también escribe poesía, en el año 2001 publico Ciento volando de catorce.

Son nada menos que cien sonetos, en todo un ejemplo de productividad literaria, que me recuerda a Calamaro cuando publicó El Salmón, y la gente se echaba las manos a la cabeza, porque otros con tantas canciones (nada menos que 103) tienen para publicar diez discos. Sabina no escatima esfuerzos y los sonetos bullen en su cabeza, sin aparente esfuerzo. Claro que unos tocan la fibra más que otros.

Unos poemas estan dedicados a sus amigos: Pablo Milanés, Andrés Calamaro, José Tomás, Rafael Azcona, Enrique Urquijo y una larga lista, pero también para sus enemigos, como Ussía, en donde le da un buen repaso, en el poema Don Mendo no se hereda. El libro se convirtió en un éxito de ventas, en el año de su publicación, 2001, algo poco usual en libros de poesía que se venden con cuentagotas, pero estando Sabina detrás, la curiosidad se entiende que era mucha. Lo he tenido mucho tiempo en la estanteria cogiendo polvo, hasta hace pocos días, que me dio por hincarle el diente. Encontraremos paralelismos con los temas de sus canciones, pero el rigor de la poesía, en su forma de soneto le exige a buscar la palabra precisa que no descuadre el verso y eso a veces resulta forzado.

Por lo demás, la poesía de Sabina al igual que sus canciones, son próximas y es fácil reconocerse en lo que se lee, con versos que mezclan la ironía, la ternura, el desencanto, las noches de farra y el alcohol en vena. Me ha resultando muy gratificante su lectura.

Poesías23 mar 2007 12:03 am

El otro yo pavimenta lo sonidos
atiborra la nada con manos llenas de arena
susurra al oído de la noche palabras de viento
archiva los reproches y los guarda bajo llave
se enamora de los pájaros y empolla por la noche
alimenta su futuro con cruces en el calendario
busca formas extrañas en las palmas de las manos
se enciende cuando el odio lo rocía
contrae los ojos creyendo entender algo
borra las fronteras de tiza con los pies desnudos
vuela su cometa cegado por el sol
regala frases de palabras esdrújulas:
ávido de féminas incólumes…..
desdeña lo común sintiéndose único
El otro yo pestañea ante el espejo pero yo sigo ahí