Gioconda belli apogeoEste libro recoge 59 poemas de Gioconda Belli escritos entre 1987 y 1997. La carnalidad y el sexo están presentes en la obra de Gioconda Belli como lo están en la de Cristina Peri Rossi, y en el caso de la primera, además de reivindicar su feminidad, su cuerpo, sus humedades, a pesar de su edad, para pesar de muchos, dedica poemas a tres de sus cuatro vástagos; Adriana, Camilo, Maryam y reflexiona sobre su papel como madre, cómo afrontar la madurez, ese periodo de vida comprendido entre los 40 y los 50 años, donde aunar sabiduria y esplendor. Momentos de apogeo, plenitud y arribamiento al cenit vital. Se pregunta la autora sobre la supervivencia del amor, del erotismo, encerrado entre las paredes de lo cotidiano, del matrimonio, acerca de cómo sobrevivir a la menopausia, al tiempo que echa la vista atrás para rememorar sus orígenes, su pueblo, su gente, su país, Nicaragua, reivindica la mujer de andar por casa (sabio explorador de todos los rincones de tu geografía), lejana de las pasarelas y las portadas de revista, en un cara a cara entre Cindy Crawford y ella, la confrontación entre lo que debió haber sido y lo que es, el tributo a su padre, espejos implacables, la asunción de las primeras arrugas (inevitables líneas en el mapa de vida del rostro), el sótano de tristezas bajo la apariencia de una persona familiar, la cita con las palabras que pugnan por ocupar su espacio en el papel en blanco, el placer de la absoluta soledad, nostalgia masculina corpórea, amor contra viento y marea, lazos umbilicales, palabras al creador y a nuestra muerte incomprensible, el valor de la intención. todo esto y mucho más hay en el apogeo de Giaconda Belli y nosotros como lectores podemos brindar con ella y celebrarlo.